Cómo Comer Bien Cuando Sales a Cenar

Cómo Comer Bien Cuando Sales a Cenar

Todos hemos estado en esa delicada situación: Tienes un plan para salir a cenar, pero no quieres descuidarte y perder el control. Es paradójico que mantener una vida saludable requiere de mayor esfuerzo y dedicación que dejarte llevar por los excesos. Sin embargo, cuidarte no tiene que ser un martirio.

Si no quieres ser de las que piden un plato de lechuga sin aderezo durante esa ocasión especial, sigue
algunos de los siguientes consejos:

Haz una Comida Ligera ese Día

¿Quieres saber el secreto de la salud? Es el equilibrio. Sin embargo, si sabes que en la noche vas a cometer un pequeño pecado alimenticio, modera tu ingesta previa a la cita. De esta manera podrás probar una mayor variedad de platillos, con menos restricciones y, ¡hasta pedir postre! Al día siguiente retomarás el sendero de la disciplina y no tendrás nada de qué preocuparte.

No Te Saltes la Primera Sección del Menú

Aunque la especialidad de la casa sea la pizza o bien, algún otro alimento con un alto contenido calórico, al mirar la carta, no olvides la sección de entradas. Es el apartado del menú que suele hospedar las opciones saludables y bajas en grasas y calorías. Un delicioso guacamole, una ensalada, un tartine de atún con aguacate, o unos vegetales al vapor son los perfectos complementos del plato fuerte. Incluso tu acompañante y tú pueden degustar más sabores en porciones menores.

Evita las Calorías Escondidas

Según el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA por sus siglas en inglés), de las calorías diarias recomendadas, los americanos consumen alrededor de 400 de ellas en la forma de refrescos, jugos, cafés endulzados, y licores. Si quieres comer con inteligencia, tienes que beber también de esta manera. En vez de una soda, pide un vaso de agua mineral o un té sin azúcar.

Sigue las Recomendaciones y Sugerencias del Chef

Si tu régimen es un poco más estricto, no te sientas avergonzada de pedirle al mesero que hable con el chef. Él te puede preparar algo exquisito y que no atente contra el camino recorrido. Seguramente te sorprenderán con una opción, fuera de la carta, que cumpla con todos tus requerimientos. Solo sé específica y comunícales a la perfección aquellos ingredientes que tienes restringidos. Confía en los expertos y disfruta de su buen gusto.

Trata de Regresar a Pie

Una caminata después de la cena no solo se convierte en una sobremesa placentera y romántica, también es una gran aliada para disminuir los remordimientos. Un estudio reciente demostró que caminar tras una ingesta rica en grasas disminuye la concentración de los triglicéridos en un 70%. Eso quiere decir que el cuerpo los quema en lugar de almacenarlos. Deja que la conversación siga su curso y quema esas calorías adicionales, mientras emprendes tu regreso triunfal a casa.

No Te Olvides De Tus Metas

Una buena salud no quiere decir que no puedas salir a comer a un restaurante con tu familia o con tus amigos, pero no descuides tus metas de salud. El uso de una herramienta como el SuperTracker hace más fácil que no pierdas de vista tus metas y tu progreso.
¡Buen provecho!

Need assistance with this form?