La salud del corazón para mujeres: Lo que tienes que saber

La salud del corazón para mujeres: Lo que tienes que saber

Lo sabemos: No quieres pensar de la posibilidad de tener un ataque cardiaco, pero la verdad asombrosa es que la cardiopatía, un asesino silencioso, es responsable del 25% de todas las muertes de las mujeres, y resulta ser la causa principal de la muerte de las mujeres. Este dato significa la importancia de aprender más sobre la salud del corazón y tomar acción para reducir tus riesgos. Además de hablar con tu doctor sobre los factores que te ponen en peligro, aquí te presentamos con algunos datos importantes que debes saber sobre la salud del corazón:

1. Las síntomas para las mujeres muchas veces son distintas de las síntomas para los hombres.

La imagen típica de un ataque cardiaco empieza con una queja sobre un dolor en el brazo izquierdo, seguido por el acto de agarrar el pecho y caerse al piso. Pero esto no es el caso para las mujeres, entre quienes es más común que se sienten síntomas como el calor que uno se asocia con el ardor de estómago, el mareo, la náusea, o la indigestión, la falta de aliento, la fatiga o el dolor en otras áreas del cuerpo, como el cuello, la mandíbula o la espalda.

2. Ciertas enfermedades aumentan tu riesgo de cardiopatía.

Incluso si estás joven y saludable, todavía necesitas pensar sobre la salud del corazón, especialmente si tienes ciertos problemas de salud. Las personas que necesitan estar sumamente preocupados por las enfermedades cardiovasculares incluyen cualquier persona con diabetes, presión arterial alta, colesterol alto, la ansiedad o la depresión. Si estás embarazada, problemas como la diabetes gestacional y pre eclampsia también pueden aumentar tus riesgos.

3. Puedes disminuir tu riesgo.

¡No son malas todas las noticias! Ciertas actividades y comportamientos pueden disminuir tu riesgo de cardiopatía y ataques cardiacos. El ejercicio, el estar atento a tu dieta, y el acto de evitar el tabaco y el alcohol son tres factores muy importantes.

Trata de incorporar mucho movimiento a tu rutina diaria y trata de no pensar en el ejercicio como una tarea. Concéntrate en el movimiento por placer. El ejercicio sirve para mejorar tu bienestar general, incluyendo la salud del corazón.

En cuanto tu dieta, tu prioridad debe ser disminuir el colesterol y las grasas saturadas, y aumentar la fibra y las “grasas buenas,” tales como las mono insaturadas y las poliinsaturadas. Los Dietary Guidelines for Americans recomiendan cambiar los hábitos alimenticios para comer la comida densa de nutrientes y un aumento en cuanto la variedad de frutas y vegetales que comes. Disfruta de los granos integrales, limita el nivel de azúcar, y si comes carne, asegúrate de que la mayor parte es magra.

Los aguacates y el aceite de aguacate son buenos sustitutos de los productos lácteos o grasas vegetales. Escoge los aderezos y salsas que son hechos de aceites vegetales en vez de grasas sólidas. Estas “grasas buenas” pueden apoyar a tu cuerpo para absorber las vitaminas A, D, K y E sin elevar tu colesterol. Además, los aguacates están llenos de fibra (una porción de 50 g. te da 11% de la cantidad diaria recomendada), y son 100% libres de colesterol!

Últimamente, deja de fumar y toma menos alcohol. Una copa de vino tinto con la cena podría tener algunos beneficios para la salud, pero excederte en el alcohol aumenta los riesgos de enfermedades del corazón. Y si fumas, aprendes más sobre los beneficios de dejar de fumar, y habla con tu doctor para aprender cómo puedes priorizar la cesación como una meta de salud. ¡Tu corazón te agradecerá!

Need assistance with this form?