Usando el hueso del aguacate

Usando el hueso del aguacate

¿Eres de esas personas que no les gusta desperdiciar nada? Pues bien, te traemos una buena noticia. Con estas ideas podrás utilizar hasta el hueso del aguacate. Recuerda lavarlo y guardarlo cuando hagas guacamole, o tostadas de aguacate, o cualquiera de estos platillos deliciosos que llevan Aguacates de México.

Antes de comenzar cualquier rutina de belleza, es recomendable consultar a tu dermatólogo.

Existen varios métodos para secar y moler el hueso del aguacate. Puedes dejarlo al sol unos 10 días y, cuando esté seco, lo rallas a mano con un rallador. También puedes tostarlo en el horno a fuego bajo y cuando adquiera un color marrón obscuro, cortarlo en cuartos y molero en el molinillo para café. Por último, puedes pelar la capa exterior, rallarlo y luego secar la ralladura en una sartén con el fuego al mínimo para que no se queme. Tú eliges el método que más te convenga.

El hueso molido del aguacate es ideal. Para ello, simplemente lo agregas a tu crema humectante. Si lo prefieres también puedes mezclar 1 cucharada de vaselina y una cucharadita de aceite de oliva con un hueso molido y aplica con movimientos circulares suaves. Deja actuar por 10 minutos y enjuaga con agua tibia.

Aunque no lo creas, puedes utilizar los huesos del aguacate limpios para hacerte masajes. Frota aquella parte del cuerpo que quieres masajear con crema humectante. Con la palma de la mano, fricciona el hueso contra la piel con movimiento ascendentes.

En esta nota encontrarás otros usos para el hueso del aguacate.

Need assistance with this form?