El Platillo Más Versátil: El Pionono Con Aguacate

El Platillo Más Versátil: El Pionono Con Aguacate

Colorido, sabroso, e ideal para cuando el calor aprieta, el pionono agridulce es un platillo muy versátil. Las combinaciones de relleno son infinitas y el único límite es el gusto personal. En Argentina, es un componente de la tradicional mesa navideña, especialmente el relleno de atún y mayonesa, pero lo puedes preparar y comer todo el año.

¿Pero qué es el pionono? Es, simplemente, un pastel fino que se enrolla y que puede llevar rellenos tanto dulces, como crema pastelera o nata batida y fresas, o salados, como jamón y queso o atún. También se lo conoce como brazo de gitano o brazo de reina.

El pastel se prepara batiendo seis huevos con 60 gramos de azúcar hasta lograr el punto letra. A mitad del batido, agregar una cucharada de miel. Añadir 60 gramos de harina con movimientos suaves y envolventes.

Forrar una placa rectangular para horno con papel manteca (o pergamino) y pincelarlo con mantequilla derretida. Vuelca la preparación en la placa, ayudándote con una espátula para emparejar. Colocar en el horno precalentado y hornear a alta temperatura durante unos 10 minutos, hasta que esté dorado y se desprenda fácilmente del papel. Dejar enfriar.

Para darle un alegre toque de color, lo ideal es preparar una rica mayonesa de aguacate. Simplemente colocar la pulpa de dos aguacates maduros en el vaso de la licuadora junto con un diente de ajo, cuatro cucharadas de aceite, cuatro cucharadas de jugo de limón y sal y pimienta a gusto. Procesar hasta que quede bien cremoso. Para armar el pionono, untar toda la superficie con la mayonesa de aguacate. Aunque parezca mucho, el pastel absorberá una buena parte y quedara húmedo y delicioso. Ahora, ¡a dejar volar la imaginación! Cubrir con lonjas de jamón y queso con rodajas finas de palmitos. O esparcir huevo duro picado, alcaparras, y tiras de pimiento asado. ¿Por qué no agregar queso azul desgranado y nueces picadas? O quizá atún, lechuga finamente cortada, y aceitunas negras. O se le puede dar un toque mexicano y rellenar el pionono con un rico guacamole.

Ahora viene la parte que requiere cuidado y paciencia. Para enrollar el pionono, comenzar por un extremo, y ayudándose con el papel, enrollar lentamente el pastel a medida que se va desprendiendo del mismo. Con un cuchillo tipo serrucho, cortar los extremos para que queden prolijos. Guardar en el refrigerador hasta el momento de servir. Se puede cortar en rodajas y llevar a la mesa en una fuente o decorarlo y cortarlo en la mesa. O disfrutarlo en un picnic, ¿por qué no?

¡Buen apetito!

Need assistance with this form?