La Receta de Aguacate Que Todavía No Has Probado: Curtidos de Aguacate

La Receta de Aguacate Que Todavía No Has Probado: Curtidos de Aguacate

Duros como una piedra, los aguacates verdes te pueden hacer llorar (especialmente cuando tienes ganas de comer el guacamole ahora mismo).

Quizás la única opción en el mercado eran los aguacates verdes sin madurar. O quizás pensaste que estaban maduros, pero cuando los cortaste te diste cuenta que no
estaban maduros. Claro, puedes ponerlos en una bolsa de papel con un plátano, o en un envase de arroz y esperar un día o dos hasta que cedan a la presión de tu mano. ¿Pero qué pasa si los quieres comer hoy? Dos palabras: aguacate curtido.

A lo mejor tú piensas, como la mayoría de las personas, que los curtidos solo son esos pedacitos de pepino alargados o redondos que vienen en envase de cristal que se sirven con las hamburguesas. Pero puedes hacer un curtido de casi cualquier vegetal o fruta remojándolo en escabeche, la cual es típicamente hecho de vinagre, agua, sal o azúcar (o ambos), y especias o hierbas.

Los curtidos, especialmente los curtidos rápidos hechos de aguacate, son super fáciles de hacer. Si sabes hervir una cazuela de agua y luego dejar que se enfríe, puedes hacer curtidos. Algunos curtidos saben mejor cuando se dejan reposar por un mes, pero otros están listos en menos tiempo para gente como nosotros que necesitamos una gratificación casi instantánea, y esa es lo glorioso del aguacate curtido: ¡Solo tienes que esperar una o dos horas hasta que estén listos! El escabeche penetrará ese aguacate duro como una piedra y lo ablandará ligeramente a la misma vez que este toma ese vivo sabor picante.

Porque el proceso del curtido suaviza el aguacate, este no es el tipo de curtido que puedes almacenar para siempre; lo tienes que comer dentro de una semana. Oh, y el ácido del vinagre previene que el aguacate pierda el color; por eso no hay por qué agregarle jugo de limón o lima.

Esta receta también es muy versátil. Puedes sustituir el vinagre de sidra de manzana por tu vinagre favorito, omitir el azúcar y aumentar la sal, o aumentar el azúcar y pon tus especias favoritas.

Esta es una receta que podrás personalizar al máximo. Puedes comer tu curtido de aguacate directamente del envase, puedes ponerlo arriba de tu taco, hamburguesa, ensalada, o sándwich favorito, o lo puedes acompañar con algún pescado. Agrégalo a tu ,burrito de aguacate favorito, ponlo en platillos de granos o frijoles, o úsalos como guarnición para sopa.

¡Las posibilidades son interminables! ¿Y quién sabe? Puede ser que te encuentres buscando aguacates verdes, para tener a mano una cantidad de curtido de aguacate cuando lo necesitas.

Receta

  • 2 aguacates firmes, sin madurar
  • 1 taza de vinagre de sidra de manzana
  • 1 taza de agua
  • 1/4 manojo de cilantro fresco
  • 2 dientes de ajo, pelados y ligeramente aplastados
  • 2 chiles secos
  • 1 cucharada de sal, tipo kosher
  • 1 cucharada de azúcar (o miel)

Método

  • 1. Parte el aguacate en dos mitades, extrae el hueso y corta cada mitad en rebanadas.
  • 2. Lava y seca dos jarras.
  • 3. Pon el cilantro, el ajo, y el chile dentro de las jarras; luego, llena el envase con las rebanadas de aguacate.
  • 4. Calienta el vinagre, agua, sal, y azúcar hasta que el azúcar y la sal se disuelvan. Deja enfriar el escabeche a temperatura ambiente (puedes acelerar este proceso poniendo el envase con el escabeche en un tazón con agua con hielo).
  • 5. Vierte el escabeche sobre las rebanadas de aguacate en las jarras, sella las jarras y déjalas reposar en el refrigerador por una o dos horas.

Need assistance with this form?